Significado de los sueños

Significado de los Sueños¿Quién fue que nunca tuvo un significado de los sueños diferente y se quedó pensando todo el día? El lenguaje de los sueños es simbólico, lo que instiga aún más nuestra curiosidad sobre lo que ellos quieren decir. Y no hay límite para quien sueña. Durante el sueño, incluso acostados en nuestras camas, podemos volar, transformarnos, y viajar por mundos imaginarios inimaginables. A veces, son sueños tan positivos que cuando despertamos, intentamos hasta dormir de nuevo. De acuerdo con el psicoanálisis, nuestros deseos reprimidos pueden, de cierta forma, ser realizados durante el sueño. Otras veces, tenemos pesadillas, a veces recurrentes, de las cuales tenemos mucho miedo, y despertamos asustados.

Sueño y Psicoanálisis

Buscar entender el significado de los sueños nos ayuda a conocernos mejor. Y cuando nos conocemos mejor, tenemos la oportunidad de vivir una vida más tranquila. No es la tonta que uno de los libros más importantes y conocidos de Sigmund Freud haya sido la Interpretación de los Sueños, que causó polémica al ser lanzado en 1900. En este libro de los sueños, el padre del psicoanálisis define el contenido del sueño como la realización de un ” Deseo. Para Freud, la trama del sueño tendría un sentido explícito, manifiesto, y que importaría menos, y otro más simbólico, ligado al deseo de quien sueña, menos explícito, latente, y cuyo significado importa mucho para la terapia de quien sueña. Simplificando, el sueño sería, por lo tanto, un óptimo material para el individuo entender sus deseos, y resolver sus cuestiones. Pero el libro de Sigmund Freud no se trata de un diccionario de sueños, sino una obra compleja sobre el campo del psicoanálisis.

Ver algunos significados:

Soñar con Desagüe

Soñar con Escopeta

Soñar con Cortina

Soñar con Colchón

Soñar con Borracho

Soñar con Cuñado

Interpretación Lúdica de los sueños

Además del psicoanálisis, la interpretación de los sueños también forma parte de la cultura popular, donde los significados fueron desarrollados de una manera más lúdica, sin pretensiones científicas. Y son exactamente estas interpretaciones que surgieron a lo largo del tiempo, y se fueron incorporando las creencias populares, que buscamos reunir en este espacio para ayudar a nuestros lectores a interpretar sus sueños.

Consejos para recordar los sueños

Todos sueñan. A veces las narrativas parecen literatura fantástica, en otros momentos se asemejan más a la realidad. Pero no todo el mundo se acuerda de las narraciones cuando se despierta. Otros recuerdan cuando despiertan, pero se olvidan poco después. Pensando en eso, nosotros elencamos algunos consejos abajo que van a facilitar la vida de quien busca interpretar los sueños del día:

  • Pluma y Papel al lado de la cama es importante para quien recuerda cuando se despierta, pero se olvida de la trama del sueño en el transcurso del día.
  • Escriba en el papel todo lo que recuerde sobre el sueño al despertar.
  • Busque, además de describir el sueño en líneas generales, pensar qué pasaje más te marcó, y en este pasaje, cuál es el protagonista (un gato, una serpiente, un matrimonio, etc.).
  • A partir de eso, busque en nuestro diccionario de los sueños el protagonista (por ejemplo, Cobra) usando la búsqueda de esta página o encuentre pala letra inicial (ej .: “C” de serpiente) en los links con las letras del alfabeto.

Además, por el enlace de la barra de navegación en la parte superior de la página, usted puede enviar su sueño y el significado para, quién sabe en un futuro próximo, su interpretación de él se incorpora a nuestro libro de los sueños.

Por qué soñamos

Los sueños son una parte insustituible de lo que significa ser humano. Es por eso que aparecen reflejados en la historia, la mitología y la religión. Pero son los sueños una parte sin importancia de nuestra existencia o realmente trascienden al anedótico?

Pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo. Sin embargo, sólo soñamos por unos minutos. Si calculamos un promedio, a lo largo de nuestra vida soñamos seis años enteros. Durante este proceso, el cerebro está casi totalmente activado, necesitando que el flujo de sangre sea el doble de lo necesario durante la vigilia. Sólo una parte del cerebro deja de funcionar mientras dormimos: el centro lógico. Es por eso que los sueños adquieren, muchas veces, tonos de irrealidad. Además, para no exteriorizar nuestros sueños, el cerebro envía señales a la médula espinal paralizando así a nuestros miembros temporalmente. Lo único que movemos durante el sueño, que ocurre durante la fase conocida como REM, son nuestros ojos que se mueven de acuerdo con nuestra actividad en el sueño.

Un papel importante que nuestro cerebro desempeña durante el sueño es descartar y seleccionar las memorias. Es por eso que en lo siguiente a los términos estudiados recordaremos mejor la materia si no pasamos la noche entera mirando notas y dormimos el tiempo necesario. Es necesario, pues, dormir bien para que lo que estudiamos permanezca en nuestra memoria al día siguiente.

Cuando soñamos, nuestro cerebro intenta resolver los problemas que nos ocupan durante el día. Por lo tanto, dormir puede ser la solución a un problema que no podemos resolver. Además, un sueño puede ser un reflejo fiel o, en la mayoría de los casos, simbólico de lo que ocupa nuestra mente, de nuestros miedos y de nuestros deseos. Por eso son comunes algunas pesadillas que evocan miedos como la falta de autoconfianza que muchas veces se refleja en un sueño en el que la persona está desnuda en un lugar público y no puede esconderse o cubrirse.

Freud argumentaba que la función de los sueños era satisfacer nuestros deseos y, ciertamente, no estaba equivocado. Sin embargo, esta es sólo una de las muchas respuestas a la pregunta: ¿por qué soñamos? ¿Qué papel desempeñan los sueños?

La verdad es que ni los cientos de páginas de “La Interpretación de los Sueños”, de Freud, ni los varios estudios que se hicieron sobre los sueños pudieron responder de manera definitiva a todas las preguntas sobre los sueños. Pero una cosa sabemos:

No perdimos un tercio de nuestra vida durmiendo.